viernes, 22 de julio de 2016

Una teoría sobre la evolución de la comparsa desde las letras

 

Establecer una teoría sobre el mundo del Carnaval es una tarea muy complicada por el sentido popular que tiene esta fiesta. La comparsa es la modalidad que genera más pasión cada mes de febrero desde que naciera de manos de Paco Alba con 'Los pajeros' en 1960. La copla ha evolucionado y ya nada tiene que ver con la sencillez y la finura del poeta conileño. El momento culmen para muchos aficionados se ha vivido este 2016 en el Gran Teatro Falla con el regreso al Concurso de Antonio Martínez Ares, al que se le atribuye la revolución de la comparsa. 

Luis García Gil, Javier de Castro y Álvaro Pérez se han embarcado en la aventura de intentar analizar cómo ha cambiado la comparsa desde sus inicios desde un punto de vista histórico y analítico de las letras y los autores con el libro La canción de Cádiz: teoría y realidad de la comparsa, editado por la Editorial Dalya. Un trabajo de casi cuatro años que verá la luz cuando salga a la venta en agosto. 

Un proyecto que, tal y como apunta García Gil, principal baluarte de esta obra, nace de la mano de Tino Tovar, que en principio iba a ser uno de sus autores y que consiguió en 2014 el primer premio con, precisamente, 'La canción de Cádiz'. "A mí me gusta recalcar, y Tino perfectamente lo ha dicho, que el título de la comparsa es mío. En principio iba a ser un libro que íbamos a hacer los dos. En una conversación le pregunté sobre qué le parecía el título de La canción de Cádiz. Le gustó tanto el título del libro que se lo puso a la comparsa, que hablaba mucho de la metacanción y era una reflexión sobre lo que significa crear y hacer una comparsa, por lo que casaba perfectamente con la idea de la comparsa", explica el escritor. 

Sin embargo, a pesar de la idea inicial, Tino finalmente dio un paso atrás debido a que, tal y como señala García Gil, "se sentía un tanto incómodo al tener que hablar de los compañeros. Era muy complicado de encajar en este libro por la razón de que es un autor más de La canción de Cádiz". Aun así, el comparsista realiza su pequeña aportación con el prólogo. 

Una de las principales premisas con la que parte la obra es la conexión que existe entre los autores de comparsas y los cantautores, mundo en el que García Gil se ha adentrado con diferentes obras sobre Ruibal, Serrat o Aute. Entre ellos asegura que "hay un denominador común, que es que la canción es un modo de expresión poética, lírica, que sirve para contar cosas y para ir un poquito más allá de lo que puede ser el concepto de canción de Bisbal o Bustamante, que manejan un concepto de canción pueril, básico, respetable pero sin una pretensión de comunicación más allá de ella". 

A partir de esta idea, resalta que "el pasodoble es una canción en la que te la juegas en dos o tres minutos. En él se intenta expresar una idea que puede ser poética, social, reivindicativa, simplemente paisajística o evocadora". Por ello, afirma García Gil que "me parece admirable la capacidad que tienen Tino Tovar, Martínez Ares, Bienvenido, Martín o Aragón para lograr transmitir en un pasodoble tantas cosas como se transmiten". A esto une "la exigencia" con la que se enfrentan al Concurso del Gran Teatro Falla. Por ello, considera que "la comparsa es un género que termina generando cantautores". 

En cuanto a las aportaciones al libro, uno de los principales puntales es el capítulo que Javier de Castro, editor de libros de música de la Editorial Milenio, dedica a Los Beatles de Cádiz, otro de los grandes momentos de la historia de la comparsa. "Javier es un beatlemaníaco tremendo, por lo que es un grandísimo fan de Los Beatles de Cádiz. Fue un fenómeno que excedió al Carnaval y lo fue a nivel nacional". 

Asimismo, la llegada de Álvaro Pérez, profesor universitario e investigador del Carnaval, al proyecto es posible gracias a la ayuda de Fernando Casas, que también colabora en el apartado fotográfico. Sobre la aportación de Pérez, García Gil indica que "es la pieza que faltaba porque en el libro se analizan los grandes nombres, pero faltaba una persona que tuviera una visión potente del Carnaval y ayudara a completar esos otros autores que no están en la primera división, pero que son importantes". Además, otro colaborador relevante, aunque no como autor, ha sido Miguel Ángel García Argüez, que "nos ha dado una visión de la comparsa muy interesante". 

La canción de Cádiz es una obra que, según García Gil, nace con el propósito de que "no sólo sea para el público al que le gusta la comparsa en Cádiz o en Andalucía. La idea es que tenga cabida en ámbitos de gente a la que le gusta el estudio que se hace de la canción, como se puede estudiar el rap, el tango argentino, el candombe uruguayo o el bolero".

http://www.diariodecadiz.es/article/cadiz/2330772/una/teoria/sobre/la/evolucion/la/comparsa/desde/las/letras.html

Últimos ví

    Cambia a
  • O
  • para compartir sus Comentarios
No hay comentarios:
Write comentarios